7 de ago. de 2010

PIDEN DIVORCIO A MUJERES QUE APARECEN EN VIDEO PORNO DE FIGUEROA AGOSTO

Santo Domingo.- Al menos dos de las mujeres que aparecen en un vídeo sosteniendo relaciones sexuales con el ex prófugo boricua José Figueroa Agosto (“Junior Cápsula”), son casadas y ahora enfrentan el dilema jurídico del divorcio que les han pedido sus esposos al sentirse traicionados, informaron hoy fuentes legales.


Las mujeres, cuyos nombres han sido mantenidos en reserva a pesar de que algunas son figuras públicas, presuntamente han sido recriminadas por sus esposos celosos quienes se sienten en la mira del ojo público y, dicen, que hasta ridiculizados en sus vecindarios.

Mientras, las autoridades dominicanas dejaron hoy en libertad a 21 personas detenidas en esta capital dominicana y en Santiago por vender un vídeo en el que aparece Figueroa Agosto sosteniendo relaciones sexuales con varias mujeres.


En forma paralela, en la ciudad de Santiago, la segunda del país, la Policía Nacional acompañada de fiscales adjuntos ejecutó varios allanamientos y apresó a una persona que supuestamente se dedicaba a copiar el vídeo con fines de comercialización.


El asesor en materias de drogas del Poder Ejecutivo, Marino Vinicio Castillo (Vincho), afirmó que el vídeo en el que aparece el presunto capo puertorriqueño teniendo sexo con varias mujeres, incluidas algunas imputadas de pertenecer a su presunta red, puede ser obra del narcotráfico “para distraer la atención y dañar la mente de la gente”.


Castillo definió a Figueroa Agosto como un maniático.


“¿Cuántos cientos de videos debe tener ese sujeto? Eso lo mandaron ellos a regar como una manera de poder alegar que están contaminando las pruebas”, observó el funcionario.


Los vendedores de películas y discos compactos desaparecieron hoy como “arte de magia”, debido a las operaciones que realiza la Policía en su contra.


Se dijo que hay personas que discretamente están vendiendo el vídeo a 300 pesos ($9.00). El lunes cuando se conoció la divulgación de la grabación se comercializaba en las calles a 50 pesos